Lydia Miralles

Ciudad:

Valencia

Universidad:

Universidad Católica de Valencia.

Lema:

Enamórate de los detalles… o como leí recientemente «un ojo en el microscopio y otro en el telescopio».

Lección más importante que me ha otorgado la experiencia:

Lo único capaz de salvar a un ser humano, es otro ser humano.

Soy una fiel defensora del karma en el sentido de que es dando como recibimos o como cantaban Los Secretos en Pero a tu lado «..ayúdame y te habré ayudado».

Película favorita:

Intocable.

Por con quien la vi y por lo que transmite.

(Lo primero que nos salva, cómo os contaba son las personas, lo segundo el humor).

Libro favorito:

Ante todo no hagas daño, Henry Marsh.

Mundo amarillo, Albert Espinosa.

Sus autores no son del mismo país pero para mi hablan el mismo idioma. El primero neurocirujano inglés y el segundo, paciente oncológico durante 14 años, cuentan las lecciones que han aprendido de sus experiencias y como las han aplicado a lo vital. El combo perfecto desde mi punto de vista para ejemplificar el poder de la empatía, de decir en voz alta los miedos para vencerlos y de vivir, entre triunfos y fracasos, de un modo honesto.

Una manía:

Llevo un rato pensando porque pueden resultar absurdas, pero he llegado a la conclusión que las manías lo son.

Empezar con la película antes que con las palomitas. Cuestión de prioridades supongo.

¿Por qué  Somos Esenciales?

Ojos que ven, corazón que siente.

Y yo elijo ver y sentir, porque creo que es lo único que se acaba recordando, la emoción de las cosas.

Elijo vivir una vida, pero donde quepan muchas, una realidad escaparate de muchas otras realidades.

Y si somos lo que elegimos, yo soy «somos esenciales».