Posted on / by Marta Bonilla / in Sin categoría

Adol – Essence

Coraje proviene del latín ‘corazón’ y significa “echar el corazón por delante”. Y es precisamente lo que estos dos jóvenes han puesto por encima de todo y frente todo. Cuando tenían 17 años, el cáncer se cruzó en la vida de Rodrigo, y lo hizo como lo hacen los instantes que transforman tu vida. De esos que jamás olvidarás y tras los que sabes que nunca volverás a ser el mismo. Y así fue, de un día para otro, de golpe y sin avisar, todo cambió. Todo, salvo el nexo que les une: el amor que guardan el uno para el otro se mantuvo inmutable, infranqueable.

Tres años han pasado desde entonces. 1.095 días y noches, donde las rutinas al hospital y las sesiones de quimioterapia han acaparado sus vidas. Como Rodrigo, mas de 90.000 adolescentes son diagnosticados con enfermedades de larga evolución. Él ha vencido la batalla, pero no obstante, no se olvida de los otros 89.999 jóvenes, y especialmente, de una: Lucía, una persona que describen como ‘fuerte, amable, energética y grande’, y con quien crearon una amistad tan grande, que aun cuando ella no sigue en sus vidas, la tienen presente todos los días. Lucía se marchó de su lado al año de haberse conocido en uno de los primeros ciclos de quimioterapia de Rodrigo. “Fue muy duro”, y así es como él lo cuenta. Pero, por ella, primordialmente, se han comprometido a sacar adelante su proyecto, su ilusión, su compromiso hacia la vida: ADOL – ESSENCE Voluntarios.

Un proyecto con alma y que nace fruto del corazón y del coraje

Una plataforma de voluntariado por y para adolescentes, y cuya misión sea conectar a jóvenes voluntarios con pacientes que estén en el hospital y que deseen participar en la iniciativa. 

Se trata una idea que todavía están moldeando y que, sin embargo, ha recibido una enorme acogida en las redes sociales. Más de 100 mil personas se han sumado a la causa, pero tal y como recalca Rocío con la firmeza y la verdad que tanto le representa:

El número de personas que nos sigan en redes sociales no es lo importante sino el número de jóvenes a los que podamos ayudar”.

Esto es ADOLESSENCE, un proyecto con alma y que nace fruto del corazón y del coraje.